En Clínica La Loma, como clínica de rehabilitación de sustancias, queremos que confíes en nosotros, te acompañamos durante todo tu proceso de recuperación del alcoholismo y otros tipos de sustancias.

Una de las sustancias más dañinas y adictivas que existen, es el azúcar. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, durante los últimos 20 años los niveles de obesidad se han duplicado a nivel global, esta condición es peligrosa por sí misma y por la relación directa con otras enfermedades y trastornos mentales que conlleva. Se ha comprobado que existe una relación clara entre el aumento del consumo de azúcar en la población y enfermedades como la diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, problemas cardíacos, etc.

Actualmente, usando tomografías para visualizar imágenes del cerebro, se ha comprobado que la adicción al azúcar funciona exactamente igual que la adicción a la cocaína.

Cuando el cerebro consume azúcar libera dopaminas y se activa la serotonina, este mecanismo fisiológico, al repetirse continuamente, desarrolla adicción y disminuye la liberación de dopaminas. El cerebro ya no funciona bien, lo que genera que se deje de disfrutar de las actividades normales y se tenga la necesidad de consumir más azúcar.

Lo anterior deja en claro que el azúcar tiene un proceso neurofisiológico adaptativo similar al de las drogas de abuso y, por lo tanto, el adicto requiere de apoyo para salir del problema antes de que le genere otros problemas de salud con alta mortalidad.